Viernes, 14 de enero de 2011

 

A mi espalda la ciudad se achica, así, de lejos, su agresividad no es más que un ronroneo oculto bajo un solo hábito de tejas ocres. La alfombra de asfalto no da para más, apenas dejé de pisarla y ya el viento se ha vuelto verde. El frío, que se ensaña con mis orejas, aligera mi paso; me sient [...]


Sigue leyendo...

Publicado por Atreyu15 @ 0:36  | La mirada del Lobo
Comentarios (2)  | Enviar