Jueves, 25 de junio de 2009

Dedicado a mi hermano Ubaldo recientemente fallecido (Seudolus), él me abrió las puertas al mundo del haiku…





Cae una pluma,
el sol en el estanque
se difumina
Aún perdura:
a la luz de una vela,
ese silencio
Motas de polvo
entre luces y sombras,
pasa una nube



Tags: haiku, concursos, Grau Miró

Publicado por Atreyu15 @ 14:41  | La mirada del Lobo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios