Viernes, 24 de octubre de 2008




Vestido de luto, con mi barba nazarena y mi breve sombrero negro, debo cobrar un extraño aspecto cabalgando en la blandura gris de Platero.

Cuando, yendo a las viñas, cruzo las últimas calles, blancas de cal con sol, los chiquillos gitanos, aceitosos y peludos, fuera de los harapos verdes, rojos y amarillos, las tensas barrigas tostadas, corren detrás de nosotros, chillando largamente.

- ¡El loco! ¡El loco! ¡El loco!

... Delante está el campo, ya verde. Frente al cielo inmenso y puro, de un incendiado añil, mis ojos

- ¡tan lejos de mis oídos !- se abren noblemente, recibiendo en su calma esa placidez sin nombre, esa serenidad armoniosa y divina que vive en el sin fin del horizonte...

Y quedan, allá lejos, por las altas eras, unos agudos gritos, velados finalmente, entrecortados, jadeantes, aburridos...

- ¡El lo... co! ¡El Lo... co!


Platero y yo
Juan Ramón Jiménez



Tags: Platero y yo (capítulos), Literatura, Juan Ramón Jiménez, España, Animales, Asnos, Burros

Publicado por Nereida4 @ 16:36  | Literatura
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 11 de enero de 2010 | 19:53
" Delante est? el campo, ya verde. Frente al cielo inmenso y puro, de un incendiado a?il, mis ojos
...se abren noblemente, recibiendo en su calma esa placidez sin nombre, esa serenidad armoniosa y divina que vive en el sin fin del horizonte... "

Qu? decir ante alguien que supo ver y gozar !!!

(de qui?n es ese Platerito?, c?mo me gusta esa tierna fotograf?a)

Gracias por recordarme este fragmento luego de tantos a?os...
Te abraza, Mirta Gili
Publicado por Atreyu15
Viernes, 15 de enero de 2010 | 22:56
Miiiiiiiiiirtaaaaa. Me alegra leerte por aqu?. Espero que disfrutes con el blog. Hasta pronto, un abrazo ;-)