Viernes, 02 de noviembre de 2007





Vengo del fondo oscuro de una noche implacable
y contemplo los astros con un gesto de asombro.
Al llegar a tu puerta me confieso culpable
y una paloma blanca se me posa en el hombro.

Mi coraz?n humilde se detiene en tu puerta
con la mano extendida como un viejo mendigo;
y tu perro me ladra de alegr?a en la huerta,
porque, a pesar de todo, sigue siendo mi amigo.

Al fin creci? el rosal aquel que no crec?a
y ahora ofrece sus rosas tras la verja de hierro:
Yo tambi?n he cambiado mucho desde aquel d?a,
pues no tienen estrellas las noches del destierro.

Quiz?s tu alma est? abierta tras la puerta cerrada;
pero al abrir tu puerta, como se abre a un mendigo,
m?rame dulcemente, sin preguntarme nada,
y sabr?s que no he vuelto... ?porque estaba contigo!


Tags: Poesía

Publicado por Nereida4 @ 23:00  | Literatura
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por violemivi
Viernes, 09 de noviembre de 2007 | 13:05
Que bonita!!!
Felicitaciones por la poesia.
Un saludo para todos
Publicado por Olivia07
S?bado, 10 de noviembre de 2007 | 3:00
precioso poema, y muy bonito blog, cari?os y besos.Adriana:g)
Publicado por TALASIL 96
Jueves, 29 de noviembre de 2007 | 19:27
ME HA PARECIDO PRECIOSA SIGUE AS? :-/:5}
Publicado por ediblan
Martes, 04 de diciembre de 2007 | 9:52
HOLA, NEREIDA:
SALUDOS DE UN AMIGO QUE HA LE?DO TU POES?A Y LE HA LLEGADO. TE DESEO PROSPERIDAD EN TU VIDA LITERARIA Y PERSONAL. aBRAZOS.:-/:p)