Martes, 31 de julio de 2007
Dos piedras de sal en la pupila:
Los pu?os bien cerrados, apretando
Las agudas aristas de cristal;
Me viene sangre en el agua, mancha blanda,
Navegando en los ojos, mientras el grito
Golpea fuerte en los dientes que lo deg?ellan:
Al tiempo que la sonrisa me disfraza
El gru?ido, la amenaza, el perro malo.
Publicado por Atreyu15 @ 20:02  | Literatura
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 14 de septiembre de 2007 | 3:52
:-):-)bonito y nost?lgico