Lunes, 09 de julio de 2007
Cuando abri? los ojos el d?a era tan s?lo una l?nea delgada en el horizonte. Tumbado sobre la hierba alz? su fuerte y curvado cuello mientras sus puntiagudas orejas se movieron nerviosas tratando de escuchar los sonidos que comenzaban a desperezarse en la monta?a. Ten?a restos de sangre en los ollares, a?n as?, pod?a distinguir claramente el olor de una hoguera no muy lejana ?los humanos siempre encend?an fuegos -. Con gran esfuerzo se irgui? sobre sus patas que, aunque poderosas, presentaban grandes cortes y una de las pezu?as da?ada seriamente. Su aspecto era ceniciento, la mezcla de polvo y sudor ocultaba su negro pelaje y le apelmazaba las crines. Grandes y crispados, los ojos no cesaban de otear a su alrededor a la vez que su cuello, una y otra vez, se doblaba en busca del verde pasto. Sab?a que apenas dispon?a de tiempo, muy pronto, los hombres que le acosaban, estar?an sobre ?l.
Desconoc?a el terreno por el que se mov?a. Estaba lejos de su manada, de su pradera, del cielo azul bajo el que habitualmente galopaba. Llevaban tras ?l dos d?as; era desigual la lucha que libraba.

Por un instante tens? todo el cuerpo, se gir? sobre sus patas traseras, comenz? a desplazarse al trote, primero a su derecha a continuaci?n a la izquierda, un baile inacabable que s?lo se ve?a interrumpido para mostrar su desafiante piafar; all? estaban, frente a frente, hombres y caballo.
Relinch? excitado, si figura rampante detuvo por un momento el caminar de los tres hombres que comenzaban a rodearle. Apenas fueron unos segundos, aunque suficientes para secar las tres gargantas. No ten?a salida, tras ?l un barranco que le cortaba el paso, y a pocos metros, como serpientes de c??amo, comenzaban a silbar los lazos.
Esquiv? la primera lazada y coce? amenazante, sus relinchos estremec?an a la mism?sima monta?a. Sinti? amenazada su libertad; sus carreras guiando a la manada, el aire que manso peinaba sus crines, la tierra blanda bajo sus pezu?as? no perder?a su libertad. Aun? todas sus fuerzas y se abalanz? raudo.
Galop? contra los humanos, galop? contra ?l, galop? contra todo?
Publicado por Atreyu15 @ 14:17  | Relatos del blog
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por cachivache
Martes, 10 de julio de 2007 | 22:07
Acabo de ver, como si de la realidad se tratase, a un pobre caballo en una angustiosa huida de la persecuci?n despiadada de los humanos. :f)

Muy logrado el micro. Me ha gustado mucho.
Una pega, me encantan los caballos y no me gusta que se les haga sufrir ni en la ficci?n. :p)
Publicado por Atreyu15
Mi?rcoles, 11 de julio de 2007 | 19:36
Gracias por tu comentario ?cachivache? (me hace gracia tu nick). A mi tambi?n me gustan mucho los caballos, bueno, y lo mismo las yeguas :D Me alegra que te guste el micro.