Mi?rcoles, 06 de junio de 2007
Dedicado a Cristina y sus agujas.


Acupuntura es el t?rmino empleado en Occidente ?del lat?n acus (aguja) y punctura (pinchazo)- para referirse al m?todo terap?utico chino que busca restablecer y equilibrar el flujo energ?tico del organismo mediante la estimulaci?n con agujas de unos puntos en la piel. En China y Jap?n, donde es muy popular, esta terapia suele combinarse con la moxa, que viene del japon?s m?kusa o cono de Artemisa vulgaris empleado para estimular el punto con calor. Actualmente estos puntos se pueden estimular por otros medios, como electricidad, productos qu?micos, l?ser o imanes.

Para comprender la acupuntura es necesario antes acercarse al marco que la incluye, la rica medicina tradicional china, cuyos principios y leyes difieren radicalmente de los de la medicina occidental.
Seg?n la sabidur?a ancestral china, el cuerpo humano y todas sus funciones forman un macrocosmos dentro del macrocosmos. En ese peque?o mundo del hombre obran las mismas fuerzas existentes en el universo y en la naturaleza, de las que mente, cuerpo y esp?ritu humanos no son sino manifestaciones.
Si se sigue esta medicina no es necesario llegar a la enfermedad: la percepci?n sutil de los s?ntomas permite prevenir antes de curar, pues todo est? ?ntimamente relacionado, de modo que los s?ntomas son manifestaciones de un desequilibrio que la medicina tradicional china ayuda a reequilibrar.

Historia.


Existen escritos de origen chino de m?s de dos mil a?os de antig?edad que dan fe de las propiedades curativas de la acupuntura. Y en efecto, durante milenios, han sanado de sus enfermedades clav?ndose agujas.
Esta practica fundamental de la medicina oriental naci? en el f?rtil valle del r?o Amarillo, en las costos septentrionales del mar de China, y de all? se fue extendiendo hasta abarcar todo el continente asi?tico, pues en las ?pocas m?s remotas, los pueblos de los alrededores mandaban a China a sus estudiosos para aprender su medicina tradicional. M?s all? de las fronteras del imperio chino, la acupuntura y moxa se desarroll? principalmente en Jap?n y Corea, pa?ses donde se practica con algunas variaciones, como el shiatsu y la manopuntura.
Hacia el siglo XVII la acupuntura lleg? los confines de Eurasia y de ?frica, para alcanzar por ?ltimo Occidente a principios del XVIII, gracias a los misioneros jesuitas y otros viajeros de aquella ?poca, Henry Heasd, ya a finales del siglo XIX, fue el primer cient?fico occidental que encontr? claras correspondencias entre ?rganos internos y ?reas de la piel: las denominadas zonas de Head. A partir de 1930 comenz? a difundirse, desde Francia, por toda Europa, pero con dificultad debido a las reticencias que despert?.
En los a?os setenta China revolucion? a la opini?n p?blica mundial al anunciar que la acupuntura se utilizaba para la anestesia quir?rgica. En diciembre de 1979, la Organizaci?n Mundial de la Salud (OMS) tom? la decisi?n de recomendar el tratamiento acupuntural en la curaci?n de 43 enfermedades, entre ellas el resfriado, la amigdalitis aguda, la jaqueca, la neuralgia del trig?mino, la ci?tica, los lumbagos, los tics, la gastritis aguda y cr?nica, el estre?imiento, la odontalgia, los dolores agudos y cr?nicos de origen reum?tico y las cefaleas. La acupuntura, excepto como analg?sico o anest?sico, no es aplicable en enfermedades quir?rgicas, neoplasias, infecciones espec?ficas y endocrinopat?as.

Principios y leyes de la acupuntura.


La acupuntura es, por tanto, un arte de curar mediante la sabia colocaci?n de agujas met?licas en algunos puntos clave del cuerpo humano. Lo esencial consiste en que ese pinchazo no es, por supuesto, arbitrario, sino determinado por unas leyes vinculadas a las concepciones cosmog?nicas chinas.
Bajo ella subyacen conceptos fundamentales del pensamiento oriental, como la idea de la globalidad ?ning?n fen?meno vital puede ser analizado fuera de su contexto org?nico y universal-, la filosof?a tao?sta del yin y el yang ?todo lo natural se comprende en dos partes opuestas, pero necesariamente complementarias, que se transforman y se incluyen mutuamente-, la regla de los cinco elementos ?la naturaleza est? constituida por cinco sustancias: madera, fuego, tierra, metal y agua, que no deben de ser consideradas materia, sino fuerzas o tendencias que mantienen un equilibrio din?mico entre ellas-, la teor?a de las v?sceras ?base de la organizaci?n vital del ser humano, cuyas repercusiones superan el cuadro de la fisiolog?a, puesto que los ?rganos y las entra?as est?n en relaci?n con los diferentes aspectos del psiquismo-, la noci?n de energ?a ?fuerza unitaria que rige tanto el universo macrocosmos, como su reflejo, el hombre microcosmos, del que es una de sus sustancias b?sicas y del que determina toda enfermedad, pues esta se basa en las relaciones de la energ?a sana, o zheng qi, con la pat?gena, o xie qi, de modo que si el organismo est? fuerte y equilibrado, las energ?as pat?genas no pueden penetrar con ?xito en ?l-, o la teor?a de los meridianos, de la que se ofrece a continuaci?n un mayor detalle por su relaci?n m?s directa con la t?cnica de la acupuntura.

Meridianos y ramificaciones


Seg?n la medicina tradicional china, existen zonas cut?neas privilegiadas, que los chinos llaman Tsing (pozos), relacionados con los principales elementos y funciones del organismo y por las cuales fluye la energ?a vital. Estas zonas est?n repartidas por el cuerpo humano siguiendo trazados lineales, llamados meridianos entre los occidentales y King entre los chinos, que son como hilos de seda, invisibles de tan tenues, sobre cuyo recorrido es posible aplicar agujas para recuperar el equilibrio arm?nico de la energ?a que caracteriza a las personas sanas.
Jing-Luo es el nombre de los meridianos y colaterales. Jing o jing mai (meridianos) tiene el sentido de caminos: son como l?neas troncales; mientras que luo o luo mai (colaterales) tiene el sentido de red: son ramas de los jing y se distribuyen por todo el cuerpo; la red anexa de meridianos de ligamentos es designada como jing ji; y la de las zonas cut?neas, como pi bu.
Los meridianos tienen un papel de comunicaci?n entre la superficie y la profundidad y entre los ?rganos y las entra?as, y al asegurar la regulaci?n de los excesos y de las insuficiencias, permiten el mantenimiento del equilibrio energ?tico de todo el organismo.

Clasificaci?n de los meridianos.


Existen doce meridianos principales, ocho particulares y doce distintos.
Los ocho meridianos particulares controlan la actividad de los principales, de los que toman una parte de trayecto. S?lo dos de ellos tienen su propio trayecto: el du mai o vaso gobernador y el ren mai o vaso de la concepci?n. Los otros se llaman chong mai o vaso de los flujos, dai mai o vaso de la cintura, yin qiao mai o vaso yin que asciende desde el pie, yang qiao mai o vaso de yang que asciende desde el pie, yin wei mai o vaso de uni?n del yin, yang wei mai o vaso de uni?n del yang. Estos cuatro ?ltimos son bilaterales.
Los doce meridianos distintos est?n emparejados entre si. Dejan los meridianos principales para seguir su camino, atraviesan las v?sceras y se unen a su propio meridiano principal, si son yang, o a su pareja yang, si son yin. Las ramificaciones o colaterales comprenden quince colaterales distintos y muchos superficiales y capilares. Proceden del meridiano principal y circulan en su proximidad, generalmente m?s superficialmente.
Los meridianos de los ligamentos son doce y est?n situados en las zonas tendinomusculares, cuya funci?n es asegurar la cohesi?n del sistema locomotor. Pueden ser una barrera en caso de penetraci?n de determinadas energ?as pat?genas.
Los meridianos de las zonas cut?neas son tambi?n doce y est?n situados sobre la superficie de su meridiano principal. Se pueden utilizar como complemento al diagn?stico, ya que por su coloraci?n, las erupciones o su sensibilidad indican la naturaleza de la patolog?a del meridiano que se trate.


Publicado por Atreyu15 @ 18:59  | La mirada del Lobo
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 07 de mayo de 2008 | 1:21
lapoesia es una basura:-[