Mi?rcoles, 07 de marzo de 2007
Bandidos asaltan la ciudad de Mexcatle y ya due?os del bot?n de guerra emprenden la retirada. El plan es refugiarse al otro lado de la frontera, pero mientras tanto pasan la noche en una casa en ruinas, abandonada en el camino. A la luz de las velas juegan a los naipes. Cada uno apuesta las prendas que ha saqueado. Partida tras partida, el azar favorece al Bizco, quien va apilando las ganancias debajo de la mesa: monedas, relojes, alhajas, candelabros... Temprano por la ma?ana el Bizco mete lo ganado en una bolsa, la carga sobre los hombros y agobiado bajo ese peso sigue a sus compa?eros, que marchan cantando hacia la frontera. La atraviesan, llegan sanos y salvos a la encrucijada donde han resuelto separarse y all? matan al Bizco. Lo hab?an dejado ganar para que les transportase el pesado bot?n.
Publicado por Atreyu15 @ 16:30  | Micro-relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios