Lunes, 08 de enero de 2007
En el jard?n de Brighton, colegio de se?oritas, hay dos estatuas: la de la fundadora y la del profesor m?s famoso. Cierta noche -todo el colegio, dormido- una estudiante traviesa sali? a escondidas de su dormitorio y pint? sobre el suelo, entre ambos pedestales, huellas de pasos: leves pasos de mujer, decididos pasos de hombre que se encuentran en la glorieta y se hacen el amor a la hora de los fantasmas. Despu?s se retir? con el mismo sigilo, regode?ndose por adelantado. A esperar que el jard?n se llene de gente. ?Las caras que pondr?n! Cuando al d?a siguiente fue a gozar la broma vio que las huellas hab?an sido lavadas y restregadas: algo sucias de pintura le quedaron las manos a la estatua de la se?orita fundadora.
Publicado por Atreyu15 @ 18:03  | Micro-relatos
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 20 de febrero de 2014 | 15:24

me puedes decir que ideas se manifiestan en el texto las estatuas  ?