Jueves, 28 de diciembre de 2006


Una dama comía y bebía alegremente y tenía cuanto puede anhelar el corazón, y deseó vivir para siempre. En los primeros cien años todo fue bien, pero después empezó a encogerse y a arrugarse, hasta que no pudo andar, ni estar de pie, ni comer, ni beber. Pero tampoco podía morir. Al principio la alimentaban como si fuera una niñita, pero llegó a ser tan diminuta que la metieron en una botella de vidrio y la colgaron en una iglesia. Todavía está allí, en la iglesia de Santa María. Es del tamaño de una rata y una vez al año se mueve.


Tags: Micro-relatos, Literatura, Anónimos, Europa

Publicado por Nereida4 @ 0:35  | Micro-relatos
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 07 de febrero de 2008 | 17:54
hola.. bueno el cuento esta bien. yo busco uno que me llame mucho.. no se como decirte... jeje :p) :-] :g)
Publicado por Invitado
Martes, 07 de octubre de 2008 | 1:27
hOlaaa.... Grax x el mini cuento
lo use para mi clase de espa?ol!! :)
www.metroflog.com/club_5villas_-yondaime-
pasense i Fiirmen‼*
Publicado por kenya
Viernes, 03 de abril de 2009 | 3:58
hay q bonito de cuento
y
q
bueno
q este
muy
corto lo
use
para
mi
tarea
de
espa?ol
y
a la
vaz
para
mi
antologia
:f):2]:-/:s)