Jueves, 05 de octubre de 2006
Oto?o, naturaleza ag?nica, estaci?n vestida de harapos que impregna el ambiente con la embustera soledad.
Soledad que su nombre falsea, en ning?n momento sola va. Llevan sus alforjas tristeza, desidia, el fr?o de la nada, una voz lejana que nunca acaba de llegar?

El hombre de lluvia


Esperaba asomado a la ventana, una de las tantas que conformaban la descuidada fachada de un viejo edificio. Apoyado sobre el marco daba largas caladas a un cigarrillo negro del que se proyectaban siniestras figuras de humo, inquietas formas que se dilu?an en una noche que parec?a dispuesta a perpetuarse.
Observaba la calle; alfombrada por el asfalto y mosaicas formas de granito, apenas dejaba vislumbrar una faz escondida bajo la tr?mula luz de las escasas farolas que la jalonaban. Escu?lidos ?rboles, alineados como estoicos centinelas a lo largo de la calle, pintaban extra?as sombras a modo de nudosos dedos que simulaban ahogar su propia vida.
Comenz? a levantarse un aire d?cil y tibio. La brisa norte?a, filtr?ndose entre las hu?rfanas ramas, quebr? el silencio de la noche dejando a su paso la letan?a de un desorientado orfe?n. Cientos de hojas, nervudas, secas, encorvadas como manos artr?ticas, fueron barridas por el aire perfilando en el suelo una extra?a garra que parec?a salir del singular sue?o de una mente atormentada; una zarpa ins?lita que ara?aba el cemento y provocaba un acartonado sonido entrecortando los latidos de quien la pudiese o?r.
Tras el aire, se revel? el agua en forma de lluvia. Se exhibi? perezosa, espaciada, dejando marcas en el suelo como funestas bubas que anuncian la llegada de una temible enfermedad. Presto, el agua hizo de la calle su dominio. Se transform? el suelo ennegrecido en una patena dorada en donde las luces de los pocos coches que circulaban, las farolas, y el ne?n del ?nico bar que a?n permanec?a abierto, desparramaron su colorido como trazos en un cuadro de Eduard Munch.
El aire silb? su cantinela y se alzaron, de la brillante superficie, las figuras de embelesados fantasmas de alquitr?n. Formas amorfas de rostros ocres que escup?an de sus negras gargantas alaridos desolados, de cuencas vac?as que a?n as? parec?an ver, de manos como garfios husmeando en busca de un alma a la que poder desgarrar. Con movimientos sinuosos treparon por la descuidada fachada hasta el hombre que fumaba, ensimismado, asomado a la ventana. No fue consciente de nada, penetraron a trav?s de su boca, ojos, o?dos y, lo que es peor, de su coraz?n. Y sinti? la soledad.
Se precipitaron por su rostro, como una vena que se desangra, inagotables l?grimas. Tal fue el abatimiento que su propia figura se disolvi? entre el aguacero. Confundido entre la lluvia y el llanto desapareci? en la noche, calle abajo; agua de lluvia y sal que se escabulle por una cloaca. Atr?s qued? un cigarrillo a medio fumar y, en el aire, la ?ltima bocanada.
En una ventana m?s arriba, una anciana de pelo desali?ado, de mirada turbia, vestida con una enagua deshilachada, acariciaba entre sus manos una peque?a caja. Abri? con mimo la tapa, fug?ndose a la noche las notas de una antigua canci?n. La anciana, por su boca desdentada, dej? escapar las palabras de una balada olvidada:


?Hombre de lluvia de d?nde vienes?
?De d?nde vienes hombre de lluvia?
De una nube oscura,
de una l?grima negra,
de un cielo sombr?o que un d?a llor?.
?En d?nde te encuentras, hombre de lluvia?
?Hombre de lluvia, en d?nde est?s?
En una hoja de oto?o,
en la lluvia del invierno,
en una c?rcel de sombras,
reposo en la soledad.
?Hombre de lluvia, hacia d?nde vas?
?Hacia d?nde vas, hombre de lluvia?
Hacia el ?ltimo lugar,
camino sin premura,
hacia el ?ltimo lugar.

Publicado por Atreyu15 @ 19:37  | Relatos del blog
Comentarios (12)  | Enviar
Comentarios
Publicado por seudolus
Jueves, 05 de octubre de 2006 | 21:41
Oscuro relato para un oto?o, t?trico, barroco, con el tarro de las met?foras a punto, bien escrito, historia de alguna realidad triste y melanc?lica. Me hizo recordar el paisaje oto?al de la urbe, en el lugar en el que viv? hace ya muchas vidas. Afortunadamente en el pueblo esta estaci?n es diferente, pues las gamas de ocres y verdes son casi infinitas, y la luz de la luna llena cubre el cielo de matices grises y azules con pinceladas de un blanco refulgente.
Creo que me costar?a un coj?n volver a vivir en la urbe.
Me gust? el relato.
Publicado por Atreyu15
Viernes, 06 de octubre de 2006 | 0:20
Hola hola Seudolus. Intent? escribir algo que pudiese dejar cierta desaz?n, como ves a mi estilo.
Me gusta vivir en la ciudad, pero no me cabe duda que la zona rural ser?a un buen lugar para pasarse una buena temporada y empaparse de naturaleza. Ocres, verdes, cielos diferentes a los de ac? suena muy bien.
Publicado por Nereida4
Viernes, 06 de octubre de 2006 | 13:14
Gran relato, con una atm?sfera inquietante en el que se recurre, con mucho acierto, a la estaci?n oto?al para representar de una forma desgarradora unos sentimientos de soledad y tristeza tambi?n desgarradores.
Refleja muy bien con palabras una situaci?n angustiosa que algunos hemos sentido en alguna ocasi?n.
Me gust? el relato por como est? escrito y porque transmite; pero es cierto que deja desaz?n, precisamente por eso, porque transmite demasiado.

Seguramente el hecho de vivir en ciudad acrecienta esa sensaci?n de tristeza en el oto?o. El campo aporta un colorido m?s alegre a esta estaci?n.
Publicado por Atreyu15
Lunes, 09 de octubre de 2006 | 16:27
En fin Nereida, cr?ticas como esta hacen que uno siga acrecentando sus ganas de escribir. Gracias, aunque si algo no gusta espero que tambi?n me lo dig?is :-)
Publicado por Nereida4
Lunes, 09 de octubre de 2006 | 22:14
Tranqui jajaja, por mi parte puedes estar seguro de que si algo no me gusta lo digo. :-]
Publicado por seudolus
Martes, 10 de octubre de 2006 | 11:41
Que se me olvid? preguntar ?de quien ye el poema?
Publicado por Atreyu15
Martes, 10 de octubre de 2006 | 13:26
El poema es de un tal Atreyu :8)
Publicado por Nereida4
Martes, 10 de octubre de 2006 | 14:09
Nuestro Atreyu hace de todo? ?qu? cre?as Seudolus, qu? iba a poner un poema de otro en su relato? jajaja ;-)
Publicado por seudolus
Martes, 10 de octubre de 2006 | 14:15
Casi empiezo esta respuesta con aquella chorrada de ?En mi modesta y humilde opini?n??, menos mal que me di cuenta que mi opini?n puede ser muchas cosas, excepto modesta y humilde, as? que al grano. Me gusta m?s cuando escribes poes?a con estructura de prosa, ah? lo puedes bordar, la estructura de poema tienes que curr?rtela, creo que es solo cuesti?n de pr?ctica. T? insiste y puede que llegues a mis a?os haciendo lo que hago, tratando de escribir un poema medio decente. Tengo unos cuantos sonetos escritos y no hay ninguno le?ble, no puedo con ellos, se me atraviesan.
Seguiremos gastando papel y pluma.

P.D. Tampoco pasa nada por poner un poema ajeno en un relato propio. Son cosas de la literatura.
Publicado por Nereida4
Martes, 10 de octubre de 2006 | 14:37
Estoy de acuerdo contigo, Seudolus, en que se le da mejor la poes?a con estructura de prosa. Por cierto, a ver cuando nos pones uno de esos sonetos o? alg?n haiku? :f)

Ya se que en un relato propio se puede poner un poema ajeno, claro que s?, lo que pasa es que eso no me pega con Atreyu jajajaja. :-]
Publicado por JennRa
S?bado, 24 de noviembre de 2007 | 5:49
wow, dejame decirt que me quede con la boca abierta y los ojos aguados al terminar de leer, triste por q se hacercaba el punto final!!! donde podria leer mas de lo que haces?!!!!
Publicado por Atreyu15
S?bado, 24 de noviembre de 2007 | 15:19
Gracias por tu comentario, no puedo negar que me result? muy agradable. Pr?cticamente todos los micros que tengo escritos est?n en esta secci?n "relatos del blog", tambi?n tengo haikus, alguna poes?a y dem?s en el apartado "la mirada del lobo"