Mi?rcoles, 19 de julio de 2006


Desierto Wadi Rum, Jordania



Hasta la boca, hasta los mismos labios,
vertiéndose, derramándose,
como una nube…
¡Dios, cuánta amargura
se junta en ocasiones en el pecho!

Hay que dejarlo atrás:
soñar es sólo un lujo de los privilegiados.
Aquí no hay más que tierra,
tierra. Me sabe a tierra la saliva
y la nariz no aspira sino polvo.
El hombre, aquí, con su problema,
con su carga de tierra en los tirantes…

Si lloviera…
Si lloviera...
El agua,
el agua es lo que importa.
Una tormenta fuerte, grande,
que se llevara este sabor a polvo,
esta tribulación que sale,
sin merecerlo, a veces, por la boca.

El agua…
El agua…
El agua…

¡Si lloviera
podríamos sembrar algo de amor!



Tags: Poesía, Literatura, Nicolás del Hierro, España, Amargura, Amor, Lluvia

Publicado por Nereida4 @ 14:15  | Literatura
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 11 de enero de 2009 | 13:18
Me encanta haber descubierto esta informacion pues creo que Nicolas Del Hierro dejo hace mucho tiempo muy alto el liston de su buen hacer como poeta y escritor-mi felicitacion desde aqui- Azul-
Publicado por Invitado
Viernes, 18 de septiembre de 2009 | 21:51
No s? de quien parte el anterior comentario, pero, modestia aparte, siempre es gratificante que a uno le digan que sus hijos son guapos y que adem?s los viste elegantemente. Gracias.
Nicol?s del Hierro