Miércoles, 21 de junio de 2006






La ajena copa,
la espada que fue espada
en otra mano,
la luna de la calle,
dime, acaso no bastan?

Publicado por Nereida4 @ 16:36  | Literatura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios