Jueves, 18 de mayo de 2006
El día del Juicio Final, Dios juzga a todos y a cada uno de los hombres.
Cuando llama a Manuel Cruz, le dice:
-Hombre de poca fe. No creíste en mí. Por eso no entrarás en el Paraíso.
-Oh Señor –contesta Cruz-, es verdad que mi fe no ha sido mucha. Nunca he creído en Vos, pero siempre te he imaginado.
Tras escucharlo, Dios responde:
-Bien, hijo mío, entrarás en el Cielo; mas no tendrás nunca la certeza de hallarte en él.
Publicado por Atreyu15 @ 18:07  | Micro-relatos
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Manchurri
Jueves, 18 de mayo de 2006 | 23:37
Curioso lo del amigo Juan Cruz, desde luego tenía mucha imaginación, ya que ni dios, ni el paraíso existen.
Publicado por Atreyu15
Viernes, 19 de mayo de 2006 | 0:04
ja ja ja ja ja Guiño
Publicado por Usuario no registrado
Lunes, 20 de febrero de 2012 | 21:44

Se ha develado. Manchurri es de apellido Cruz.