Mi?rcoles, 19 de abril de 2006
A L.K. despu?s de aquello, le era dif?cil respirar. Le produc?a un extremo dolor soportar la existencia propia y la de los dem?s. Una terrible inc?gnita, el porqu? de todo. As? que sin tener la menor idea de qu? hacer con su vida, cogi? el primer tren para Dubl?n, busc? trabajo, conoci? a una mujer, se cas? y tuvo hijos.
Nota: Todo lo dem?s, incluido ese dato, puede ser aleatorio, es decir, que bien puede el personaje coger un tren para Oslo, Londres, Barcelona, o no cogerlo. Y tambi?n puede no casarse. Es decir, todo es accidental y fortuito, menos el dolor y la angustia, que han de ser fijos.
Publicado por Atreyu15 @ 13:47  | Micro-relatos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios