Mi?rcoles, 15 de marzo de 2006
Ya sab?is que tengo la tienda pegada a mi casa, de esas de antes en las que puedes mercar comida, madre?as, cacerolas, y tomarte unos vinos mientras esperas. Tengo al fuego unas morcillas caseras que ser?n mi comida de hoy, y me hago una escapada a por dos ingredientes que me faltan, el vino tinto para acompa?arlas y el Magno para asentar la digesti?n, al entrar en casa Toya me encuentro a dos personajes conocidos que comen ah? todos los d?as, dos hombres de mi edad campechanos y alegres, dos constructores de h?rreos que comen a pie de barra y que siempre que coincidimos me invitan a degustar las viandas, algo que siempre hago con agrado mientras hablamos de lo que cuadre y Toya me pone la compra, antes de salir con la bolsa llega un tercero guitarra en mano. Entro en mi casa mientras comienzan a sonar unos acordes pulsados con buen gusto y mucho arte, y mientras me tomo un vino las morcillas est?n casi a punto, al son de una ranchera a tres voces.
Publicado por seudolus @ 14:16  | La Marmita de Seudolus
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios