Viernes, 10 de marzo de 2006
Hace unas cuantas vidas recorr? las antiguas calles de Cimavilla, buscando...y encontrando, entre otros personajes me encontr? con "La Tarabica"...entre otros. Vi esta entrevista publicada en el peri?dico La Nueva Espa?a, ah? os la dejo. Con el permiso del administrador, de el peri?dico, y sin ?nimo de lucro.

Entrevista a la Tarabica
Entrevista de la Nueva Espa?a a la Tarabica. Jueves, 9 de junio de 2005

"CIMAVILLA NUNCA PAS? FAME EN LA POSGUERRA GRACIAS A LA RULA"

Fredesvinda S?nchez, "La Tarabica", pertenece a una conocida familia de pescadores de Cimadevilla. Nacida en 1928 en la plaza de los Remedios, esta "playa" cuenta con el desparpajo y el buen descaro de los vecinos del barrio alto. A pesar de su amor por Cimadevilla, la Tarabica se ha visto obligada a exiliarse a El Llano, aunque no pierde la esperanza de poder regresar a vivir cerca de la Atalaya."Nac?, viv? y quiero morir en Cimavilla", apunta.

- ?Qu? hace una playa de toda la vida viviendo en El Llano?
- Me fui a vivir hace dos a?os a la calle de Echegaray porque tiraron la casa en la que viv?a en la plaza de la Corrada, pero no me encuentro en absoluto, tengo que ir todos los d?as a Cimavilla porque yo sin ver la mar me muero. Estoy intentando alquilar un piso en el barrio alto pero es una verg?enza, est?n los pisos destartalados y piden much?simo dinero por ellos. Est?n echando a la gente del barrio de toda la vida y lo intentan hacer para gente con dinero, que no tienen cabida en el barrio pesquero.

- ?Prefiere el Cimadevilla de antes o el de ahora?
- Sin duda alguna el de antes. Los de all? de toda la vida a?oramos el estilo del barrio de anta?o. Nos conoc?amos todos los vecinos y hac?amos mucha vida juntos. Por ejemplo, en la plaza de La Corrada sal?amos todos juntos a comer antes de marchar a la rula. Pon?amos unas mesas, unos chicharros y una lechuguina y le compr?bamos a "Ludi la Escaparita" unas naranjas para el postre. Nos junt?bamos como 50 ni?os de varias familias distintas: de la "Ma?uguera", Marina "la del demonio", "El Guitarra", "La Pinta" y "El Chepu". ?ramos felices con lo poco que ten?amos.

- Pero eran tiempos dif?ciles......
- A?n en las peores ?pocas de posguerra, en Cimavilla nunca pasamos fame, con la rula siempre hab?a algo que llevarse a la boca. Adem?s ten?amos nuestros propios trucos. Por ejemplo, mi madre, Julia "La Tarabica", vend?a la cartilla de racionamiento por unas perronas y luego denunciaba que la hab?a perdido para poder dar de comer a sus cinco hijos. Aun as?, mis padres nacieron humildes y murieron humildes, pero siempre fueron muy honrados y nos ense?aron c?mo comportarnos en la vida.
- Usted pertenece a una familia de pescaderas muy arraigada en el barrio.

- "Les Tarabiques" siempre fuimos pescaderes. Mi madre, mis t?as, mis hermanas... Yo iba desde la rula hasta El Cerillero con una caja en la cabeza cantando "sardinasssssss". La gente se asomaba a las ventanas, regateaban con el precio y bajaban con un plato para que las echase en ?l. Me gustaba la calle, no quer?a estar encerrada en la antigua pescader?a ni parada en la rula. Empec? con 12 a?os a vender pescado y hace once que me retir?, me entr? una depresi?n que casi me lleva a la tumba.

- M?s de cincuenta a?os vendiendo pescado dan para muchas historias.
- Infinitas. Unas buenas y otras no tanto. Recuerdo un Viernes Santo de procesi?n, yo iba con Chelo "La Balancha" gritando: "Bocartessss, de ahora vivinos". Ese d?a no se pod?a vender y los chigres ten?an que estar todos cerrados porque era Semana Santa. Pero nosotras nos arriesgamos y salimos. Vino entonces un guardia al que llam?bamos "pasos largos" y nos llevaron al cuart?n durante todo el d?a. Tuvimos que tirar todo el pescado que llev?bamos.

- ?Qu? supuso para Cimadevilla el traslado de la rula?
- La rula fue lo mejor que tuvo Gij?n y ahora lo han quitado para poner las oficinas del puerto deportivo con dos guardias. ?Menudo cambio! En los a?os sesenta llegaba a haber diariamente 150 barcos boniteros, que descargaban en el Muelle. A las cinco de la tarde no ten?as d?nde meterte. Sacaban el chicharr?n y el bonito y los apilaban en el paseo. Se vend?a todo en poco tiempo, auque a veces la rula se prolongaba hasta las dos de la ma?ana. Hab?a incluso barcos que no pod?an atracar en el puerto y ten?an que desviarlos hasta El Musel. Ahora quieren que sea tur?stico y se tienen que dar cuenta que esto no ye Puerto Ban?s. S?lo tenemos un mes y medio de verano, as? que no puede ser una ciudad tur?stica. La culpa de todo la tuvo Areces, entonces alcalde de Gij?n, que quiso acabar con la cultura de Cimavilla.

- ?La mar daba de comer a todo el barrio?
- Si. Las mujeres vend?amos pescado y los hombres sal?an a la mar. Hab?a barcos de altura, como los de "Malenchu", "Loch?", "Ratablanca" y "Mijares". Luego estaban los aut?nticos pescadores, los que sal?an solos en un bote de remo y estaban toda la noche al palangre y pescando marisco para volver a puerto a las seis de la ma?ana y venderlo. Corr?an muchos riesgos por las tormentas y lo enclenques que eran los barcos. A mi padre lo dimos tres veces por muerto, pero al final siempre volv?a. Eso s?, los botes quedaban destrozados por los temporales.

- ?Se ha perdido esa cultura marinera?
- Ahora la mar est? maldita, no hay pescado, por no haber no hay ni muiles. Adem?s los barcos son mucho m?s modernos. Est?n acabando con todo. A?n recuerdo cuando no hab?a ni relojes y "el rapaz de la lancha" iba de madrugada casa por casa llamando a la tripulaci?n. Hac?an una pi?a e incluso se repart?an las ganancias semanales los s?bados en el chigre.

- ?El cierre de la F?brica de Tabacos supuso otro mazazo?
- Hace cincuenta a?os trabajaban m?s de 1.500 mujeres en la f?brica, que daba much?sima vida a la zona. Por poner un ejemplo, las calles m?s comerciales del barrio eran las que iban hasta la Tabacalera, es decir, la subida de la colegiata y la calle de la Vicar?a. Estaba la tienda de Josefa "La Tarabica", la carnicer?a del "maricu", la tienda de "Mar?a fald?n cag?u", la tienda de Balbina, la churrer?a de Catalina, el bar de Luis... Algunos comercios cerraban a las cuatro de la madrugada y volv?an a abrir a las seis, con el primer turno de trabajadoras. Luego quitaron la f?brica y quitaron media vida a Cimavilla. As? ye, guapina.
Publicado por seudolus @ 13:25  | La Marmita de Seudolus
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios