Domingo, 29 de enero de 2006
-Micro relato reiterativo-




El perro que caminaba hacia atr?s no era de nadie, en realidad ni tan siquiera caminaba hacia atr?s, era tan solo que a causa de su cojera hacia este efecto, a veces uno le miraba y llegaba a preguntarse si realmente era un perro, un perro que parec?a caminar hacia atr?s, o si seria alguien, una persona por ejemplo, que ni era perro ni cojo ni parec?a que caminaba hacia atr?s, a lo mejor no era ni tan siquiera un alguien-persona, sino tan solo una mirada esperanzada de una caricia, simplemente un sentimiento que no era de nadie, un sentimiento cojo que parec?a que caminaba hacia atr?s, como el perro que lo albergaba.
Publicado por seudolus @ 22:03  | La Marmita de Seudolus
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios