Jueves, 12 de enero de 2006
Ah? os dejo una de esas historias con las que uno se encuentra en la vida, de vez en cuando, esta vez el pesado me toc? a m?, que le vamos a hacer.




FITO


Pidi? otra cerveza, y por la manera de mantener el equilibrio, entre otras cosas, me dije que el fulano a esas horas de la ma?ana o estaba de doblete o hab?a empezado muy pronto, eche un vistazo a sus cincuenta y bastantes a?os, esas no son edades para doblar noches. Por lo visto se llamaba Fito, al menos as? le nombr? el muchacho del bar, tambi?n era de Gij?n, eso me dijo, de Gij?n de toda la vida, y se supone que yo le conozco porque el a mi me conoce de vista, y sabe que soy de la misma ciudad, de toda la vida. Todo esto a las diez de la ma?ana, justito cuando le hab?a dado el primer tiento al rioja y me dispon?a a posar la copa sobre el mostrador, tambi?n me dijo que yo era muy serio, educado e inteligente, ay que joderse con los sic?logos de barra. A todas estas yo con la boca cerradita, ni palabra que ya me conozco el percal, mirando al tipo en una ojeada r?pida, de arriba abajo y de abajo arriba, antes de darle otro quite al vino. Pidi? otra ca?a y me ofreci? tabaco, el peso de este debi? descompensarle pues se inclin? peligrosamente sobre m?, por fortuna hizo un movimiento pendular que lo llevo a quedar acodado en la barra con un cigarrillo en los labios y otro en la mano, negu? con un gesto y me encend? un lucky strike. Por lo visto el camarero tambi?n es inteligente, y guapo, muy guapo, tambi?n el primo del camarero, ese adem?s pod?a ser actor si quisiera, argentinos, me dijo, y yo asent? y le dije que si, que ya los conoc?a. Estuve a punto de decirle que paro de vez en cuando en ese sitio y afortunadamente nunca me hab?a cruzado con ?l, pero me cort?, hay veces que no se debe cortar uno porque entonces empez? a darme palmaditas amistosas en el hombro, y otra ca?a, el camarero me miraba con una media guasa que me dec?a "hoy te toca a ti", me encojo de hombros para responderle que si, que me toc? a mi. Mientras apago el cigarrillo me palmea la espalda y vuelve a recordarme que los dos somos de all? de toda la vida, y no quita la mano, no tengo ganas de hablar as? que me vuelvo y le miro serio, pero o no me entiende, o me entiende mal, o no quiere entenderme, y me da una palmadita en la cintura, ?hay que joderse, borracho y maric?n!, le aparto la mano y le digo que la meta donde quiera pero que no vuelva a tocarme, vuelve a hacer otro movimiento de oscilaci?n y pienso que de esta si, de esta se me cae encima, pero no, vuelve a la barra, que debe de ser su epicentro f?sico y mental, se disculpa como si recitase de manera enf?tica el "yo pecador", termina la cerveza y pide otra, mientras se la sirven Fito parece una torre de Pisa cambiando de ?ngulo constantemente, y me mira, me mira y en esa mirada veo que me va ha volver a pedir disculpas, a decirme que soy de Gij?n y buena persona, que el camarero se llama Lucas (conozco a Lucas) y que es argentino (no se le nota en el acento ni n?), que el primo vale para actor, y que si quiero un cigarrillo. Sentado en el taburete, el brazo izquierdo descansando sobre la pierna, el derecho en jarras, a lo Curro Jim?nez cuando montaba a caballo a lo chulo, miro para el tipo un poco mosca ya, y siento que est? mamao pero al pr?ximo envite le casco, se abre la puerta y entra mi chica, me sonr?e y con una mirada curiosa pregunta que me pasa con ese fulano, nos miramos a los ojos antes de besarnos, Fito se va a dar la vara a una muchacha que toma el caf? al otro extrema de la barra y mi ni?a y yo nos vamos cogidos de la cintura, doy un ultimo vistazo a la barra y veo al p?ndulo humano hacerle la se?al de la ca?a al camarero, momento en que la muchacha aprovecha para coger su caf? y el peri?dico y escabullirse hacia una mesa. El tipo se da la vuelta y su boca se queda muda en el inicio de una presentaci?n, algo as? como "yo a ti te conozco de vista" al tiempo una de sus manos se queda congelada en el aire pregunt?ndose donde est? el hombro que iba a palmear amistosamente, est?tico durante un instante, con cara de imb?cil, luego se vuelve hacia el mostrador y apoya en el las dos manos, mira hacia el fondo de su bola de cristal y cerveza, despu?s gira la cabeza para ambos lados, tratando de enfocar a su pr?xima victima, borracho y solo, o solo y borracho, que eso ni lo se ni me interesa, lo juro.




Y ahora me voy, que ya termine el bocata y me espera una calefacci?n.
Publicado por seudolus @ 10:50  | La Marmita de Seudolus
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Atreyu15
Jueves, 12 de enero de 2006 | 19:29
Buen retrato de un beodo en su habitad, creo que la situaci?n te qued? muy bien reflejada. Mientras le?a tu an?cdota pensaba: cu?ndo pondr?n en los bares zonas para borrachos, por qu? tiene que aguantar uno los vapores et?licos de un alcoh?lico, en mi caso que no bebo alcohol por qu? debo respirar la cerveza que resuda el de al lado, en fin?
Me he divertido leyendo tu historia, espero m?s.

PD Al final, era o no de Gij?n
Publicado por seudolus
Jueves, 12 de enero de 2006 | 21:07
Jajajajajajaja, si me acuerdo el pr?ximo d?a que vaya le preguntar? a Lucas si es de Gij?n.
Publicado por Nereida4
Jueves, 12 de enero de 2006 | 21:07
Se vive la historia y llega a parecer que tienes a Fito al lado dando la co?a. Muy real, si se?or, y te lo dice una que vio muchos casos de ?stos. :f)

Si es que, adem?s de los contaminantes fumadores, los hay que son unos plastas apestosos. ?Utilizar?n con el tiempo un medidor de efluvios et?licos para poner multas a los viandantes que se pasen de vapores? :]