Domingo, 11 de diciembre de 2005
Suelta las bridas
que sujetan el freno,
aquel que pretende
mantener prisioneras
dentro de un oscuro pu?o
las pasiones
que desbordan tu alma.

Galopa los montes
y rompe las piedras
en un galope
de libertad,
mientras tus ollares se dilatan
y entra en tu pecho
un aire nunca respirado.

Agota tus m?sculos
y tu aliento,
para jadear cubierta de sudor
y felicidad
en lo m?s alto del lugar
con el que una noche
so?aste, temerosa y feliz.
Publicado por seudolus @ 14:38  | La Marmita de Seudolus
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios