Jueves, 13 de octubre de 2005
La mirada del lobo


Divago entre el humo que mana de uno de mis cigarrillos liados con magia. Contemplo la pantalla del ordenador que tengo frente a mí mientras mi mente añora la ausencia de mi computadora personal. Mi socia me ha dejado su portátil, pero no es lo mismo. Mis dedos se muestran más torpes de lo habitual al deslizarse por un teclado extraño para ellos. Hasta mis ojos echan en falta el fondo de pantalla en el que sobre un rojo vivo luce el escudo de mi querido Real Sporting. Sí, es cierto, el ordenador es como un trozo de nuestra alma y después de lo sucedido al mío me atrevo a decir que es como un apéndice más del propio cuerpo.
Comenzó con un pequeño murmullo parecido al que se nos pone en ocasiones a los que tenemos bronquitis crónica, tipo Dar Vader en la Guerra de las Galaxias. Con el paso de los días el murmullo se transformó en un alarmante ronquido que amenazaba con descomponer todo el aparato. Después de pensármelo le desconecté todos los cables que le mantenían unido a la vida virtual y me lo llevé al técnico. Tras mi breve explicación en el taller el técnico me mira a los ojos y pregunta: ¿Fumas mucho?
A pesar de que en estos últimos trece años me han realizado esta pregunta una infinidad de veces me pilló por sorpresa. Acostumbrado a escucharla de boca de médicos me quedé por un instante atónito ante la mirada del interrogador. Sin mediar palabra y viendo el hombre que me había descolocado se puso presto a quitar la tapa de la torre. Visto y no visto pasó uno de sus dedos por el interior y mostrándome un pegote viscoso y amarillento me dijo en tono solemne: Tu ordenador tiene tabaquismo.
Hace de esto ocho días, me pregunto si le harán lo mismo que a mí, esos feos agujeros entre las costillas en el que te meten tubos que sacan el aire que se ha colado en el lugar inadecuado o simplemente le cambiarán sus cinco ventiladores. En fin, espero recuperarlo pronto, a mi siempre me repararon en menos de quince días; además aprovecho para cambiarle la tarjeta gráfica, los últimos videojuegos que me regalaron no se dejan instalar con la actual. Ahora que lo pienso creo que hice mal en no aprovechar la última vez que me abrieron para realizar algún arreglillo por dentro.
Lo peor del caso es que la seguridad social no se hace cargo de los gastos. En fin contertulios, cuidad bien de vuestro ordenador y no fuméis delante de ellos, no los convirtáis en fumadores pasivos.
Me pregunto si a raíz de este caso Zapatero subirá los impuestos relacionados con la informática.
Bueno, me despido con una pregunta: ¿A partir del uno de Enero, tendré que salir de casa o fumar a la ventana para no perjudicar a mi PC?
Publicado por Atreyu15 @ 20:14  | La mirada del Lobo
Comentarios (10)  | Enviar
Comentarios
Publicado por seudolus
Sábado, 15 de octubre de 2005 | 14:24
No pudiendo el ordenata
echarle mano a un cigarro,
es un fumador pasivo,
para que te quede claro.

Es pasivo y es menor
en edad y en tamaño,
y p´a encima tu le metes
mogollón de humito mágico.

¿Quieres que pague el seguro
de todos los ciudadanos?.
Págate tu perversión
de menores y medianos

¡Anatema, excomunión!
¡A la hoguera te llevamos!.
Y a partir de este Enero
a fumar lo que Clavijo,
(que ya se no rima un pijo).
Publicado por seudolus
Sábado, 15 de octubre de 2005 | 14:33
Que el actual gobierno, tan incompetente o más que los anteriores, utilice las bodas entre homosexuales como cortina de humo vale, pero que lo haga con el tabaco es ya demasiado cachondeo. ¿Qué se les ocurrirá después?, porque lo que es gobernar seguro que no. ¿Impuestos relacionados con la informática? , fácil que si. ¿Una buena gestión de la recaudación de estos?, seguro que no. ¿Realmente les importa la salud física y menta de los ciudadanos?
Publicado por seudolus
Sábado, 15 de octubre de 2005 | 14:35
Hace un par de días mi tronko y yo nos tomábamos el cafelito, la copa de magno y el cigarrillo, así muy tranquilos a media mañana. Hablando con la muchacha del bar nos decía que su local cumplía la ley que permite fumar en el, sin embargo tendría que prohibir la entrada a los menores, por aquello de los humos. Menores que en los días de partido tienen la costumbre de reunirse allí, y pasarse el encuentro consumiendo refrescos, gusanitos y demás porquerías y jaleando en voz alta las jugadas. Ahora no podrán ir, pero siempre les queda la opción de una discoteca light de esas, donde se fuma, se bebe alcohol, se consumen drogas varias, se ejerce la prostitución voluntaria de menores que se buscan la vida, y donde el control para que se cumpla la campaña antitabaco va a ser estricta, muy estricta.
Publicado por seudolus
Sábado, 15 de octubre de 2005 | 14:36
Por tu ordenata estate tranquilo, pues tiene mas suerte que nosotros, sus piezas de recambio son mas fáciles de conseguir y de reponer.
Me imagino en enero trabajando en el taller, un enorme adosado de naves que ocupan casi una hectárea y con una altura de 15 metros, y que venga el encargado a decirme que no puedo fumar por aquello de la contaminación de pulmones propios y de los pasivos, después de haberme pasado la mañana soldando a la eléctrica y metiéndome entre pecho y espalda los gases de los electrodos quemados así a puro güevo.
P´a partirse el culo de risa.
Publicado por Matilda1
Sábado, 15 de octubre de 2005 | 20:54
Bueno, la culpa de todo lo que pasa por lo visto la tiene el gobierno. No sé que sucede que nadie se mira a si mismo, siempre son los demás los culpables de todo.
Pues me parece muy mal que los niños estén en un bar comiendo golosinas y ganchitos y además respirando el humo insalubre del tabaco, eso dice mucho sobre la clase de padres que les están educando.
Pero que vamos a hacer en un país donde, como dice Sabina, "sólo en Anton Martin hay más bares que en toda Noruega".
Publicado por Nereida4
Domingo, 16 de octubre de 2005 | 22:42
Creo que hay otras cosas más preocupantes y nocivas para la salud de los ciudadanos que el humo de unos cuantos cigarrillos. Pero, claro, hay que distraernos de otros problemas y lavar la conciencia de alguna manera ya que queda muy bien mostrar un cierto interés por la salud de los españolitos. Pero… ¿Qué pasa con las industrias contaminantes? ¿Y con los residuos tóxicos? ¿Y con la polución que provocan los vehículos cuando ya hay otras energías alternativas? ¿Y con la falta de seguridad en los trabajos? ¿Y con los empleos en los que se exprime al currante en unas condiciones infrahumanas a cambio de unos pocos euros? Etc., etc., …
Que no, que no trago Ardiendo, si es que parece que nos toman por borregos. :[

Cuida esos pulmones Atreyu. Los tuyos no se pueden cambiar como las piezas de un simple ordenata. Guiño
Publicado por Matilda1
Lunes, 17 de octubre de 2005 | 10:25
Nadie está diciendo que no existan toda una serie de problemas tal y como has enumerado, Nereida, pero eso no exime que las pequeñas cosas que los ciudadanos vivimos cada día se mejoren.
El gobierno no prohibe fumar, prohibe fumar en los sitios públicos.
Además no creo que quieran distraer con nada, los ciudadanos somos conscientes de lo que sucede en el país en el que vivimos, y creo que son muy pocos los comprometidos en mejorar la sociedad, normalmente se critica mucho y se hace poco, imagínate hay personas que ni siquiera van a votar y después lo único que hacen es decir lo mal que están las cosas.
Publicado por Atreyu15
Lunes, 17 de octubre de 2005 | 13:49
Matilda, el voto es un derecho, una libertad de la que se puede hacer uso o no. Faltaría más que no pudiese criticar porque no voto. No hago uso de todos mis derechos pero cumplo con las obligaciones: pago mis impuestos tanto nacionales como autonómicos, en las facturas siempre pido el IVA, con hacienda estoy al día, le regalé trece meses de mi vida a este país (que aunque a muchos os moleste se llama ESPAÑA) etc. ¿Estás segura de que sólo puede protestar quien vota? Sería más interesante que expusieras una idea tuya y no una de esas frases que alguien invento y seguís muchas personas sin pararos a meditarlas (Beeee, beeeee). De coherencia te hablaré un poco más tarde. Un saludo de un lobito RollEyes
Publicado por Goizeder
Miércoles, 19 de octubre de 2005 | 10:19
Yo hace una semana entré en un bar-pastelería-tienda jajaja es que era todo eso, a desayunar, cuando daba uno de los mordiscos a la tostada reparo en un cartel de prohibido fumar, lo cual, la guinda de mi pastel, es decir, el cigarrito con el café me lo chafó, y jode, claro que jode, pero...la dueña del bar-pastelería-tienda, está en su derecho, como yo estoy en el mio de decidir, como lo hice, de no volver a entrar más en sitios así. Cuando entre en vigor la ley esa, tendré que apuntarme en una libretita en qué bares puedo entrar y en cuales no.
Otro gallo cantaría si me encuentro con que esos sitios fueran mayoría y por lo tanto, esos sitios de ocio, a los que somos fumadores, se nos limitara de manera exagerada. En fin, creo que hay que tener mucho cuidado con las llamadas prohibiciones, que de cosas razonables solo hay un paso a las dictatoriales.
Publicado por Goizeder
Miércoles, 19 de octubre de 2005 | 10:24
Respecto al tema de votar (aunque no sea el tema del artículo) yo he ejercido mi derecho a negarme a votar en dos ocasiones si no recuerdo mal, que para eso mucha gente sufrió y luchó para que personas como yo tuvieramos esa libertad. Coaccionar pero desde el otro extremo lo considero tan fascista como los que nos negaban el derecho al voto.