Viernes, 09 de septiembre de 2005


.......... Radiantes d?as balanceados por el agua marina,
.......... concentrados como el interior de una piedra amarilla
.......... cuyo esplendor de miel no derrib? el desorden:
.......... preserv? su pureza de rect?ngulo.

.......... Crepita, s?, la hora como fuego o abejas
.......... y es verde la tarea de sumergirse en hojas,
.......... hasta que hacia la altura es el follaje
.......... un mundo centelleante que se apaga y susurra.

.......... Sed del fuego, abrasadora multitud del est?o
.......... que construye un Ed?n con unas cuantas hojas,
.......... porque la tierra de rostro oscuro no quiere sufrimientos

.......... sino frescura o fuego, agua o pan para todos,
.......... y nada deber?a dividir a los hombres
.......... sino el sol o la noche, la luna o las espigas.
Publicado por Nereida4 @ 19:14  | Literatura
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Atreyu15
Viernes, 09 de septiembre de 2005 | 19:44
Pues vaya con el soneto XLII de Neruda. Lo leer? una docena de veces? con m?s calma :z)
Publicado por Nereida4
S?bado, 10 de septiembre de 2005 | 17:41
Tiene su intr?ngulis el soneto ?eh! :] Tambi?n tuve que leerlo unas cuantas veces y todav?a hay partes que no acabo de entender del todo. :z) :f)